Certificaciones

delosAndes Cooperativa se certifica para crecer, certificarse, camino directo a la sostenibilidad

Certificarse es ganar,son muchos los beneficios que se desprenden de iniciar, completar y mantener procesos de certificación en las fincas cafeteras; además del prestigio que representa para un empresario contar con un sello que respalda su calidad, sus buenas prácticas y su excelente servicio, certificarse en distintos aspectos instala automáticamente la sensación de confianza entre negociadores, elemento tan importante en un mercado altamente competitivo como el del café.

Del mismo modo, las certificaciones propician la sostenibilidad ambiental de la caficultura mediante la incorporación de buenas prácticas agrícolas, la disminución del uso indiscriminado de agroquímicos y el mejoramiento de la disposición de las basuras generadas por la operación caficultora; con todo ello, se logra conservar las especies de fauna y flora existentes en las fincas, reducir la descarga en las fuentes de agua y en los ecosistemas terrestres de aguas residuales y mejorar las condiciones de vida de los caficultores y sus familias.

Este tipo de procesos de certificación ofrecen herramientas administrativas para mejorar el manejo de las fincas, las condiciones de contratación y el contexto laboral, conduciendo a evitar las fugas de dinero, el despilfarro y mejorando la operación económica, con lo que se logra la viabilidad económica del negocio.

Certificarse Solo beneficios

A pesar de que los procesos de certificación son arduos y constantes, pues no solo debe lograrse el sello sino además mantenerlo, los resultados representan enormes beneficios para los caficultores. Las certificaciones:

  •  Mejoran los ingresos de las familias cafeteras
  •  Permiten el acceso de los cafés de la cooperativa a mercados más especializados
  •  Incrementan la cantidad de café vendido a precios superiores
  •  Aumentan la disposición del usuario a pagar un valor superior por una calidad superior
  •  Mejoran la sostenibilidad de la caficultura, garantizando la permanencia del negocio para las futuras generaciones
  •  Permiten brindar mejores condiciones laborales a los trabajadores, mejorando la disponibilidad de mano de obra para estas fincas
  •  Brindan mejores condiciones de educación y de acceso a las oportunidades para el caficultor y sus familias
  •  Se disminuye el pago de multas como la tasa retributiva, al presentarse una menor contaminación.